chorro de agua 7

 

BOMBEO Y RIEGO SOLAR

 

Funcionamiento:

El funcionamiento de este tipo de instalación es sencillo. Los paneles solares puestos al Sol transforman la luz en electricidad que sirve para alimentar la bomba que extrae el agua del pozo o sondeo.

 

Cuando los paneles alimentan directamente a la bomba se produce una fluctuación del flujo del agua bombeada en función de la variación de la intensidad de la radiación solar a lo largo del día. Así en las primeras horas el flujo de agua será pequeño e irá aumentando conforme nos acercamos a las horas centrales del día cuando es máxima la radiación. A partir de este momento vuelve a descender hasta que se hace nulo en el momento de anochecer lo que hace que el sistema sea automatizado, cada día arranca con la salida del sol y para con la puesta por lo que no es necesaria la presencia del hombre, lo que lo hace muy práctico y cómodo

 

 

Componentes:

 

Paneles solares- El panel solar es el encargado de transformar la energía solar en electricidad. El tipo de electricidad que proporcionan los paneles solares fotovoltaicos es de corriente continua.

 

 

Bomba- Es el elemento encargado de coger el agua del pozo e impulsarla hasta el lugar donde se requiere. Generalmente se utiliza un sistema de riego directo con goteros autocompensantes, aunque en muchas ocasiones se bombea el agua hasta una balsa de riego para luego distribuirla. Las bombas más utilizadas son las  sumergibles con una electrónica especialmente diseñada para trabajar con paneles solares. 

  

Batería (opcional)- Elemento encargado de almacenar la energía eléctrica proporcionada por los paneles para su posterior uso en los momentos en los que no hay radiación solar o no en la suficiente potencia. En las instalaciones fotovoltaicas para bombeo la batería no se justifica en la mayoría de los casos.

   

 

Reguladores-Cuando la instalación consta de un acumulador será necesario el empleo de un regulador que evite sobrecargas perjudiciales para la batería

 

  

 

 Ventajas:

Energía gratuita y no contaminante. El costo de la instalación es el único desembolso importante que se hará.

 

El sistema es totalmente automático, arranca y para solo en función de la radiación solar con lo que ahorra tiempo al usuario de ir cada día a conectar motores, además de ahorrar costes de electricidad, gasoil y desplazamiento.

 

Coinciden los periodos de más Sol y por lo tanto de más energía con los de más necesidad de agua para uso de riego.

 

Larga vida útil del sistema y mantenimiento prácticamente nulo

 

  

 

La gran calidad de estos sistemas está garantizada con el uso de bombas sumergibles totalmente fabricadas con acero inoxidable que confieren al conjunto un alto rendimiento, fiabilidad y costes mínimos de funcionamiento.

                       

 

 

 

 

               Vea algunas de nuestras instalaciones